colgantes con turmalina

sencillos colgantes de plata con piedras de turmalina verde

“Ninguna piedra preciosa muestra tanta riqueza de colores como la turmalina. Aunque ya era conocida en la región mediterránea en la antigüedad, los holandeses la introdujeron desde Ceilán a Europa en 1703” 1.Estas piedras se pueden encontrar principalmente en Brasil, Ceilán y Madagascar, pero también las hay en pequeñas minas en otros países. Las turmalinas se dividen en subgrupos según su color: rubelita con color rojo rosado, indigolita azul, verdelita con diferentes tonos de verde, turmalinas multicolores (sandía o bicolor) y elbaitas con distintos colores.

Las turmalinas pertenecen definitivamente al grupo de mis piedras favoritas. Su colorido y las bonitas inclusiones estructuradas le dan a cada piedra un alto grado de individualidad y expresividad. Por esta razón comencé a buscar un buen conjunto de piedras de turmalinas naturales. A mi me gustaron especialmente las turmalinas con corte de rosa (rosecut): debido al corte recto y las líneas marcadas, las piedras se ven particularmente modernas y contemporáneas.
Para mi nueva línea de joyería, sencillos colgantes de cadena con piedras preciosas, me decidí por un conjunto con diferentes tonos de verde y formas de piedras alargadas. Cada piedra es única y tiene su color característico: desde verde agua clara, verde manzana, verde primavera hasta verde bosque oscuro.

Existen diferentes maneras de proceder hacía un producto de una joya artística: hay personas que van probando diseños y la forma de la joya resulta durante el proceso de producción, o aquellos que han definido claramente su objetivo antes de empezar y el resultado corresponde en un alto grado a lo que tenían en mente. Yo tiendo a ser una de esas personas, que antes del inicio de la fabricación, ya tienen la forma de la joya en la mente. Cuando empiezo a trabajar, ya tengo el diseño final claro. Así era también con estas piedras de turmalinas verdes. Cuyo objetivo era realizar colgantes minimalistas de plata, donde toda la atención caiga a las piedras naturales y las turmalinas son las protagonistas de la cadena.

Para cada piedra fabricé un engaste exacto de un material moldeable, que luego se fundió en plata mediante el proceso de fundición a la cera perdida. Lo que a mi me gusta particularmente de las joyas de fundición: las piezas son sólidas y macizas y no tienen puntos de soldadura. Para que la piedra sea el centro de atención, recomiendo para este tipo de colgantes el uso de simples cadenas de plata o collares con varios hilos.

A mi me parece, que las cadenas y los colgantes siempre son un buen regalo, aquí no hay que preguntarse, si la talla es la adecuada (en el caso de anillos) o si el destinatario puede usar las joyas (por ejemplo, orejas perforadas para pendientes). Si tienes la intención de comprar un colgante de turmalina, estas piezas de joyería podrían ser una opción para ti, cada piedra es única y ha sido colocada a mano en un engaste de plata minimalista. Cada colgante es una pieza de joyería individual y ha sido elaborado con mucho amor por el detalle.

Estos colgantes de plata con piedras de turmalina verde puedes encontrar en la categoría de «collares».

👉 https://em-jewels.com/categoria-producto/collares/

  1. Walter Schumann: Edelstein und Schmucksteine, S.110